Novedades

La cosecha de uva será menor que la esperada y trae algo de alivio

El INV estima que llegará a 23,5 millones de quintales, por debajo del promedio de la última década. El precio tardará en recuperarse.

El Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) dio a conocer la estimación de cosecha de la temporada 2019 y puso fin a los rumores de super producción. Según las mediciones del organismo, este año se levantarán entre 22,3 y 24,7 millones de quintales de uva, lo que da un promedio de 23,5 millones de quintales (2,2 millones menos que el año pasado).

La noticia trajo alivio al sector productivo, que aguarda por una recuperación del precio de la uva, pero los referentes del mercado advirtieron que el problema persistirá hasta que se encuentre la manera de reducir el excedente vínico de 300 millones de litros.

Es que la caída de ventas en el sector vitivinícola en 2018, tanto dentro como fuera del país, generó una situación de sobrestock alarmante. Ese escenario comenzó a presionar los precios del vino y la uva a la baja, poniendo en jaque principalmente a los productores, quienes advierten que no alcanzan a cubrir sus costos para levantar la cosecha. Por si fuera poco, a fines del año pasado empezó a correr el rumor de que esta temporada habría una “super cosecha” que superaría los 25 millones de quintales.

Así, se formaba el peor “combo” para el sector productivo: excedente de 300 millones de litros, pocas ventas y una cosecha bastante por encima del promedio. Ahora, con el pronóstico del INV en mano, se comprueba que la tercera “pata” del problema no es tan grave como se pensaba.

Si se repasan las diez temporadas anteriores (2008 a 2018), se observa que la producción promedio fue de 24,5 millones de quintales. El pico más alto fue el de 2011, cuando se cosecharon 28,9 millones de quintales y el más bajo fue de 17,5 millones de quintales en 2016, en una temporada particularmente inusual.

Este año, entonces, la cosecha será de un millón de quintales por debajo del promedio y 2,2 millones por abajo de la producción del 2018.

Impacto en el mercado

Referentes del sector analizaron la estimación del INV y opinaron respecto a cómo impactará el pronóstico en el precio de la uva y el vino. Juan Carlos Pina, gerente de Bodegas de Argentina, indicó que “no cambiará rotundamente la situación del mercado”, aunque aseguró que la estimación de 23,5 millones de quintales es una buena noticia.

“Gran parte del sector creía que la cosecha de 2019 sería como mínimo de 25 millones de quintales. Dado el escenario actual de sobrestock y precios bajos, es una buena noticia que haya menos uva de la esperada”, apuntó.

“Sin embargo, el problema de precios seguirá existiendo mientras no se reduzcan los niveles de stock. La única forma de hacerlo es promoviendo el consumo y es un hecho que las condiciones no están dadas para lograr una rápida reacción del mercado interno. Por lo tanto, lo mejor que se puede hacer ahora es incentivar las exportaciones”, continuó Pina.

“Por eso insistimos en la suba de reintegros y la baja de retenciones a la exportación por parte del Gobierno Nacional. Será positiva además la compensación de impuestos que planea el Gobierno Provincial con el dinero del plan anticíclico”, concluyó.

No obstante, Córdoba opinó que lo más urgente es conseguir financiamiento accesible para productores. “No hay mercado de uva y los productores han llegado al inicio de la temporada sin plata. Por eso consideramos que parte del dinero del fondo anticíclico debe usarse en créditos para cosecha y acarreo”, señaló.

Por su parte, Eduardo Sancho, presidente de Fecovita, opinó que “es bueno tener una cosecha más estrecha”, pero coincidió en que “hay que sacar excedentes para equilibrar los precios del mercado”.

En ese sentido, indicó que sería de gran ayuda que el Gobierno lance el certificado de compensación a las exportaciones y que se acuerde un porcentaje  de uva para mosto acorde al panorama actual.

Tres bajas y tres subas en el balance por provincia

No todas las provincias del país tendrán una temporada con menor cosecha que el año pasado, pero sí las dos más importantes para la industria: Mendoza y San Juan. En lo que respecta puntualmente a Mendoza, las estimaciones del INV indican que se levantarán entre 15,5 y 17,2 millones de quintales de uva, lo que da un valor  promedio aproximado de 16.350.000 quintales. Eso significa una baja del 5% respecto al 2018, cuando se cosecharon 17.1790.377 quintales.

En el caso de San Juan la caída es aún mayor. Para este año se estima una producción de entre 5,5 y 6,1 millones de quintales, mientras que el año pasado se cosecharon en esa provincia 7.138.257 quintales de uva. La diferencia, entonces, es del 18,7% negativo.

También en La Rioja el pronóstico es negativo, pasando de 743.487 quintales en 2018 a 715.000 quintales aproximados en esta temporada. Las provincias que sí registran una mayor cantidad de uva que en la temporada anterior son Catamarca (11,5% de aumento), Salta (6,8%) y  la sumatoria de Río Negro y Neuquén (5,5%), pero entre todas suman apenas 697.500 quintales de uva.

Fuente: https://losandes.com.ar/article/view?slug=la-cosecha-de-uva-estara-por-debajo-del-promedio-historico&fbclid=IwAR1oOueY2K8a3JEMFmdBWcYR2N3xIZAYgMNsWF8w1VxJyhCaOXa-OyYJWJM