Novedades

Habrá plata del Senasa para combatir a la polilla de la vid

Son $12,5 millones gestionados por el Gobernador, que serán destinados a comprar insecticidas.

La gran preocupación que tienen los viñateros sanjuaninos por el avance de la Lobesia botrana, comúnmente llamada “polilla de la vid”, tuvo un aliciente ayer. Es que en un encuentro que el gobernador Sergio Uñac mantuvo con autoridades del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) consiguió un aporte del organismo de 12,5 millones de pesos para combatir el mal. La intención es destinar los recursos principalmente a adquirir insecticidas, un insumo básico en la campaña para erradicar la plaga.

“Vamos a poner los recursos humanos y las maquinarias a disposición para tener una cosecha normal en la próxima temporada”, dijo el ministro de la Producción, Andrés Díaz Cano, presente en el encuentro con el titular del organismo, Jorge Dillon.

La Lobesia botrana es una plaga cuarentenaria que ataca principalmente a la vid, ocasionando una merma en la producción por la destrucción de frutos, además de la pérdida de calidad de la uva. Actúa al dispersarse por movimiento o tránsito de la uva, de maquinaria usada para el cultivo de la vid sin desinsectar o de plantines y barbechos de vid. Por eso es de suma importancia realizar la aplicación de insecticidas para combatir el mal.

No es la primera vez que se destinan recursos para esta lucha. Con anterioridad, hubo un aporte de 10 millones de pesos realizado por la Secretaria de Agricultura de la Nación. También el Gobierno provincial destinó una partida de 3,8 millones de pesos para incorporar 1.100 hectáreas más a la lucha mediante la técnica de confusión sexual, que se ejecuta con la colocación de aparatos difusores de feromonas especiales en los viñedos.

Los primeros focos de esta plaga fueron detectados en Mendoza, pero por la acción de los vientos y la entrada de maquinarias o vehículos desde la vecina, la llamada “polilla de la vid” se comenzó a extender en San Juan, causando preocupación en el sector productor, que teme ante la proximidad de la vendimia. Según datos del Senasa, la presencia del insecto creció al doble en superficie en los últimos 6 meses, ya que pasó de 4.400 hectáreas en marzo último, a alrededor de 9.000 hectáreas en octubre pasado, cuando se realizó la medición.

“La idea es seguir contribuyendo con distintas acciones al combate de esta plaga”, sostuvo el ministro de la Producción.

Fuente: http://www.diariodecuyo.com.ar/home/new_noticia.php?noticia_id=737887